Miércoles, 04 de Agosto de 2021
 
ACCIONA se adjudica el mantenimiento de 300 depuradoras en Cerdeña
 
ACCIONA | La compañía gestionará el 85% de todas las depuradoras de la isla, incorporando destacados avances en materia de eficiencia energética, economía circular y sostenibilidad.
 

 

ACCIONA se ha adjudicado tres contratos para la operación y el mantenimiento de 300 estaciones depuradoras de aguas residuales y 600 estaciones de bombeo en Cerdeña (Italia) durante los próximos cinco años, por un importe total de 210 millones de euros.

 

Estas instalaciones suponen el 85% de la capacidad de tratamiento total de aguas residuales de la isla y permiten depurar 120,45 hm3/año para dar servicio hasta a 2,4 millones de habitantes equivalentes.

 

Los tres contratos han sido adjudicados por Abbanoa Spa, empresa pública encargada de la gestión del ciclo integral del agua en Cerdeña.

 

ACCIONA se encargará de la explotación de las plantas de tratamiento de aguas residuales y de las estaciones de bombeo, de la recogida de residuos y del mantenimiento ordinario y extraordinario.

 

Para ello, incorporará importantes innovaciones para mejorar la eficiencia energética, fomentar la economía circular y la sostenibilidad de los procesos.

 

Los fangos generados durante el proceso de depuración se reutilizarán para uso agrícola. Asimismo, la compañía incorporará vehículos eléctricos al servicio que permitirán reducir las emisiones de efecto invernadero y se instalarán pérgolas fotovoltaicas para su recarga. Estos vehículos estarán a disposición de los operadores del servicio mediante un novedoso sistema de carsharing.

 

A través del sistema Geocall, se incorporarán códigos QR para optimizar tareas como la creación y ejecución de órdenes de trabajo, inventarios, lecturas de caudales o partes de averías. El control de acceso a las instalaciones y la planificación de las rutas se realizará mediante tecnología de geolocalización GIS.

 

El personal dispondrá de un servicio de Asistencia Remota Experta mediante gafas inteligentes, lo que permitirá optimizar el mantenimiento de las instalaciones y obtener una comunicación más rápida y fluida.

 

Para garantizar la limpieza del fondo de los depósitos de las depuradoras se incorporará un robot específicamente diseñado para la eliminación de sedimentos en entornos subacuáticos de difícil acceso. Este equipo permitirá minimizar el riesgo en la operación, sin afectar a la calidad final del saneamiento, ya que el operario controlará el robot a distancia.