Martes, 18 de Enero de 2022
 
Las desaladoras de Tedagua comienzan a funcionar en La Palma
 
TEDAGUA | Las dos plantas desaladoras tienen una capacidad de producción conjunta de 5.600 m3/día, utilizando la tecnología de ósmosis inversa para el proceso de desalación del agua del mar.
 

 

El pasado 23 de octubre se pusieron en marcha, en tiempo record, las desaladoras portátiles que Tedagua ha suministrado para reemplazar el suministro de agua de los sistemas de riego inutilizados por el volcán Cumbre Vieja, en la isla de La Palma.

 

Tedagua ha llevado a cabo un despliegue sin precedentes tras la erupción volcánica que dejó sin suministro de agua a los cultivos de la zona costera de Los Llanos de Aridane, dando una respuesta inmediata a la solicitud del Gobierno de Canarias aportando dos desaladoras portátiles que dieran agua a las 600 hectáreas de terreno afectado.

 

Las dos plantas tienen una capacidad de producción conjunta de 5.600 m3/día, utilizando la tecnología de ósmosis inversa para el proceso de desalación del agua del mar. Además, dicho caudal se complementó de forma puntual con otros 7.500 m3 de un buque cisterna cedido por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

 

La instalación de este tipo de infraestructura se suele prolongar normalmente unos 5 o 6 meses, pero tras el intenso trabajo realizado sin descanso durante 17 días por el equipo de Tedagua, el ITC, el Gobierno de Canarias, Cabildo de La Palma y los demás actores implicados, se ha conseguido el objetivo de producir agua de riego para las explotaciones agrícolas de la zona.

 

Las plantas desaladoras garantizarán el abastecimiento de agua para riego de la zona de Los Llanos de Aridane, con especial beneficio para la gran industria platanera, minimizando así los problemas de suministro hídrico que está provocando la erupción del volcán.