Jueves, 17 de Junio de 2021
 
Kaeser amplía las opciones para los compresores de las series CSG y FSG
 
KAESER | La compañía ha ampliado las opciones para los compresores de dos etapas sin aceite para responder a las necesidades especiales de los molinos de micronización.
 

 

Las empresas que utilizan molinos de micronización para producir polvos finos pueden ahorrar costes de energía si aprovechan inteligentemente el calor que se genera al producir aire comprimido. Para facilitar esta tarea, Kaeser ha ampliado su oferta de opciones para las series de compresores sin aceite de las series CSG y FSG.

 

Los molinos de micronización se accionan con circuitos de vapor, aire comprimido o nitrógeno. Al accionar las toberas de molturación con presión, el aire comprimido deriva además una cantidad de calor que contiene y que puede utilizarse también en el proceso de trituración. Esa energía térmica proviene de la generación misma del aire comprimido y se encuentra disponible para su aprovechamiento a coste cero.

 

Por eso, Kaeser ha ampliado las opciones para los compresores de dos etapas sin aceite con el objetivo de responder a las necesidades especiales de los molinos de micronización. Por ejemplo, ajustando flexible y controladamente la refrigeración intermedia, es posible regular la temperatura de salida del aire comprimido. Dependiendo del material a triturar, esto puede significar una reducción notable del consumo específico de energía por tonelada de producto final.

 

Estos compresores con la opción de regulación de temperatura del aire comprimido pertenecen a las series CSG, DSG y FSG, con potencias comprendidas entre 37 y 355 kW. La presión de estos modelos puede llegar desde 4 hasta 11 bar y según la aplicación pueden ir refrigerados por aire o por agua.

 

Además de la posibilidad de regular la temperatura de salida, Kaeser ofrece compresores especiales para circuitos de nitrógeno. Cada una de las unidades se adapta individualmente al circuito de nitrógeno.