Miércoles, 04 de Agosto de 2021
 
La máquina-herramienta arranca 2021 con dinamismo
 
AFM | Tras caer casi un 20% en 2020, las expectativas de crecimiento de la facturación para 2021 se colocarían en torno a un 12-15%.
 

 

Los datos de cierre han confirmado que la cifra definitiva de facturación del sector en 2020 ha sido de 1.324,12 millones de euros, frente a los 1.647,86 del ejercicio 2019, un 19,65% por debajo. La bajada de la producción en nuestro país se alinea con la caída del 19,18% experimentada por la producción mundial.

 

El descenso es ligeramente más acusado en el caso del subsector de deformación, que, con 311,07 millones de euros, cae un 21,82%, mientras que las máquinas de arranque, con una cifra de 559,42 millones de euros, bajan un 18,68%. Los demás subsectores también caen respecto a 2019: componentes y herramientas, -15%, otras máquinas bajan un 17,72%, los accesorios un -52,76% y los mecanizados y otros servicios, -9,31%.

 

Las exportaciones caen un 22,25%, quedando en 1.006,01 millones de euros respecto a los 1.293,93 de 2019, y suponen casi un 76% de la producción. En este caso, los descensos de arranque y deformación son parecidos, con -22,57% en el primero y -22,44%, en el segundo.

 

Las ventas de los fabricantes nacionales en el mercado interior se reducen un 13,41% en 2020. El consumo aparente (producción+importaciones-exportaciones) de máquinas-herramienta en España ha caído un 31,13%.

 

Destinos de exportación

 

Las ventas en el exterior en 2020 tuvieron como destinos principales: Alemania, que recibió el 11,8% de nuestras exportaciones, Estados Unidos, 10,3%, Francia, 9,1%, Italia, 7,3%, y China, 7,3%. Completan los diez primeros países México, Portugal, India, Reino Unido y Rusia.

 

Los nuevos pedidos del año, muestran una tendencia distinta con un fuerte avance de China, que se ha convertido en el primer mercado, por delante de Alemania y Estados Unidos. Les siguen Turquía, Francia, Italia, India, Rusia y Canadá. La rápida reactivación de la actividad industrial china (cuyo PIB sólo cayó en el primer cuarto de 2020) le ha permitido ejecutar muchas inversiones a lo largo del año pasado.

 

Sólido posicionamiento internacional

 

España se ha mantenido como décimo productor y exportador mundial, preservando su cuota de mercado. Los cinco principales países productores han mantenido sus posiciones en el ranking: China, Alemania, Japón, USA e Italia; estos dos últimos intercambiando sus puestos respecto al 2019.

 

El consumo mundial ha retrocedido un 20,1% en 2020. La previsión para 2021 apunta a un crecimiento del 15%, que en 2022 se quedaría en un aumento del 7,5%.

 

Pedidos

 

Los pedidos registrados en 2020 disminuyeron un 23,5% respecto a los recibidos en 2019. A partir de octubre de 2020 los pedidos comenzaron a recuperarse, manteniendo las cifras durante el primer cuatrimestre. Habrá que ver la duración de esta tendencia que, en parte, puede atribuirse a un efecto rebote originado por el parón global que experimentó la industria en el primer semestre de 2020.

 

2021, la senda de la recuperación

 

El fuerte crecimiento de la demanda en el mercado chino y las expectativas generadas por el plan de impulso de la economía americana de Joe Biden, apuntan a una recuperación potente de la economía mundial que deberá ir acompañada también de mayor dinamismo en Europa, traccionado por la aceleración de los procesos de vacunación y la disposición de los fondos de recuperación.

 

Si el segundo trimestre continúa con la buena captación de los últimos 6 meses, las expectativas de crecimiento de la facturación para 2021 se colocarían en torno a un 12-15%, aproximándose a los niveles alcanzados en 2019.

 

Respecto a los sectores usuarios, si bien el sector del automóvil recuperó enérgicamente niveles de actividad tras la parada forzosa al inicio de la pandemia, la transición hacia motorizaciones eléctricas e híbridas, por un lado, y los cambios relacionados con el modelo de movilidad, por otro, dificultan la predicción de la demanda de vehículos, lo que ralentiza las nuevas inversiones.

 

El sector aeronáutico por su parte acusa el impacto del descenso de la movilidad y, salvo en el área de defensa, las previsiones no son buenas para los próximos 2-3 años.

 

El sector ferroviario, sin embargo, atraviesa un buen momento, mientras que el sector energético sigue registrando un avance pausado pero constante hacia las fuentes renovables.

 

R3, plan de relanzamiento de la industria del manufacturing digital y sostenible

 

Desde AFM se ha trabajado en los últimos meses en el desarrollo y presentación de la estrategia de reactivación y transformación del sector de la Fabricación Avanzada y la Máquina-herramienta.

 

Esta estrategia contemplaba medidas de soporte de la actividad y el empleo, de reequipamiento de la base industrial y un ambicioso proyecto de transformación del sector denominado “e-Machine Digital Workshop”, centrado en la digitalización y la sostenibilidad. AFM Cluster en su labor de apoyo a las empresas del sector, continúa trabajando en la consecución de los objetivos marcados.