Domingo, 28 de Febrero de 2021
 
Siemens Gamesa se adjudica su primer proyecto eólico en Etiopía
 
SIEMENS GAMESA | La compañía suministrará 29 turbinas SG 3.4-132 para el parque eólico de Assela, en Etiopía, con 100 MW de capacidad.
 

 

Siemens Gamesa suministrará su primer parque eólico en Etiopía, un país en el que las energías limpias comienzan a despegar. Siemens Gamesa lleva 21 años desarrollando proyectos eólicos en África.

 

El parque eólico de Assela, con 100 MW de capacidad, estará situado entre las ciudades de Adama y Assela, aproximadamente a 150 km al sur de la capital, Addis Abeba, e inyectará energía limpia a la red eléctrica del país. 

 

Etiopía se ha fijado el objetivo de suplir el 100% de su demanda doméstica de energía mediante energías renovables para 2030. Según el Banco Africano de Desarrollo, el país dispone de abundantes recursos, especialmente eólicos, con un potencial de 10 GW de capacidad, pese a que en la actualidad únicamente cuenta con 324 MW instalados.  

 

"Siemens Gamesa quiere fortalecer su presencia en África y contribuir a la transición energética que se extiende por todo el continente. Estamos encantados de comenzar a trabajar en Etiopía y colaborar con la eléctrica estatal EEP para seguir avanzando en el impulso de las energías renovables y cumplir con los objetivos de energía limpia que ha establecido el país", ha subrayado Roberto Sabalza, CEO de Onshore para Africa y Sur de Europa de Siemens Gamesa. 

 

El parque eólico de Assela estará compuesto por 29 aerogeneradores SG 3.4-132 y se calcula que entre en funcionamiento a principios de 2023. El proyecto generará unos 300.000 MWh al año. Siemens Gamesa se encargará de la construcción llave en mano del proyecto.

 

El proyecto será financiado a través de la agencia danesa Danida Business Finance (DBF) y de un préstamo firmado entre el Ministerio etíope de Finanzas y Cooperación Económica y el banco Danske Bank A/S. 

 

Etiopía cuenta con numerosos recursos naturales como energía eólica, solar, geotérmica y de biomasa, y el país aspira a ser un centro estratégico de suministro energético y de baterías para la región del Cuerno de África.