Miércoles, 25 de Noviembre de 2020
 
Talgo presenta en Extremadura su nuevo sistema de propulsión de hidrógeno
 
TALGO | La tecnología de hidrógeno es una alternativa libre de emisiones para líneas no electrificadas, donde ahora circulan trenes diésel.
 

 

Talgo ha presentado en Don Benito, Badajoz, su innovador sistema de propulsión de vehículos ferroviarios basado en hidrógeno, una alternativa verde, innovadora y eficiente para sustituir las locomotoras de diésel. El proyecto se ha presentado en el marco de las primeras Jornadas del Hidrógeno como vector de desarrollo socioeconómico del Sudoeste Ibérico (SOI H2). El evento, que se celebra de forma presencial y virtual, ha contado con la presencia de Emilio García, Director de Innovación de Talgo.

 

Este sistema se presenta como una solución modular que permite su instalación en todo tipo de trenes, pero se ha diseñado específicamente para la plataforma Vittal de Cercanías y Media Distancia, con la que Talgo concurre a diversos procesos de licitación en España y otros países.

 

Las primeras pruebas de validación en vía se harán en líneas extremeñas en el cuarto trimestre de 2021.

 

Trenes propulsados por hidrógeno

 

Este innovador sistema utiliza pilas de hidrógeno que aportan la energía a los motores eléctricos del tren. Se alimenta de fuentes de energía renovable, como la solar fotovoltaica o la eólica, que producen hidrógeno que se almacena y, posteriormente, se utiliza para alimentar los sistemas de propulsión avanzados basados en pilas de combustible, como el diseñado por Talgo. El sistema se complementa con baterías que incrementan la aceleración disponible en los arranques, aprovechando las frenadas del tren para recargarse.

 

A diferencia de los sistemas de baterías extendidos en automoción, la tecnología de hidrógeno (H2) se presenta como la respuesta lógica a las necesidades de transporte pesado y, en particular, de aquellas líneas ferroviarias que no cuentan con sistemas de electrificación mediante catenaria, y que dependen de trenes propulsados por motores diésel.

 

El sistema de hidrógeno diseñado por Talgo permite ‘electrificar’ las líneas de la red convencional sin necesidad de costosas y prolongadas obras de adaptación, prescindiendo de combustibles fósiles.