Miércoles, 03 de Marzo de 2021
 
TSK se adjudica la construcción de un ciclo combinado en Costa de Marfil
 
TSK | El mayor proyecto de estas características en Costa de Marfil supondrá más de 250 millones de euros para TSK.
 

 

El grupo energético ERANOVE ha adjudicado a TSK el contrato para la construcción de la Central de Ciclo Combinado de ATINKOU, de 400 MW, en Jacqueville a unos 40 km de Abidjan, capital económica de Costa de Marfil. El contrato para TSK significa más de 250 millones de euros.

 

Se trata del mayor Proyecto de estas características en Costa de Marfil, así como en África del Oeste.

 

La Central de ciclo combinado de ATINKOU producirá anualmente 2.875 GWh, será capaz de alimentar a aproximadamente un millón de viviendas y creará 2.500 puestos de trabajo durante la construcción y operación.

 

La tecnología de la turbina de gas es SIEMENS SGT5-4000F. Se trata de la primera turbina de gas clase F en África del Oeste. La central dispondrá también de una caldera de recuperación de 3 niveles de presión, torre de refrigeración, toma de agua y turbina de vapor SIEMENS SST-3000.

 

La Central se conectará a la nueva subestación y red de transmisión de electricidad de 400 kV. Se trata de la primera red en Costa de Marfil de ese nivel de tensión, destinada a reducir las pérdidas en el transporte de energía.

 

La nueva Central cumplirá con todas las normas medioambientales del Banco Mundial, y tiene asociadas unas emisiones muy reducidas.

 

La financiación del Proyecto ha sido estructurada fundamentalmente a través de IFC (International Finance Corporation), miembro del Banco Mundial. ERANOVE ha firmado el correspondiente acuerdo con el Estado de Costa de Marfil que le garantiza la compra de la electricidad producida por la Central de ATINKOU durante 20 años.

 

Actualmente TSK está construyendo para ERANOVE el primer ciclo combinado de Togo, en la capital Lomé, que ayudará a satisfacer casi el 40 % de la demanda de electricidad del país.

 

Con esta adjudicación TSK refuerza su presencia en África donde sólo el 35% de la población tiene acceso a electricidad y donde TSK ya ha llevado a cabo numerosos proyectos para el sector energético.