inicio
Twitter  Facebook  Linkedin    Domingo, 25 de septiembre de 2022
Actualidad
Imprimir

BOGE adapta sus secadores frigoríficos DS-2 al nuevo refrigerante R 513A

BOGE | Con el cambio al refrigerante R513A, la compañía sienta un claro precedente en cuanto a sostenibilidad y lucha contra el cambio climático.
13 diciembre 2021
boge - mundocompresor.com
Noticias relacionadas

 

BOGE, especialista en aire comprimido, consciente del actual desafío climático, aboga por productos respetuosos con el medio ambiente. En este contexto, la compañía ha readaptado sus secadores frigoríficos DS-2 de baja capacidad para que puedan funcionar con el refrigerante R 513A, que tiene un impacto climático mucho menor que el refrigerante utilizado anteriormente, sin que ello implique una disminución del rendimiento. El resultado es una serie de secadores energéticamente ultraeficientes que dejan la huella de carbono más pequeña del mercado.

 

Para alcanzar los objetivos climáticos europeos acordes con el protocolo de Kioto, es preciso encontrar soluciones que reduzcan los gases de efecto invernadero. En esta tarea también se debe implicar el sector del aire comprimido. Por eso, BOGE apuesta por minimizar la huella de carbono de sus secadores frigoríficos mediante un nuevo refrigerante.

 

Ahora, BOGE utiliza, para su serie DS-2 con capacidad de hasta 10 m³/min, el refrigerante R 513A en lugar del R134a. El resultado es una reducción del valor GWP (Global Warming Potential) cercana al 60 por ciento: de 1.430 a 573. Asimismo, también disminuye el equivalente de CO2, es decir, el efecto de la sustancia sobre el clima en comparación con el dióxido de carbono. El efecto invernadero del nuevo refrigerante durante el periodo de tiempo analizado (100 años) es mucho menor que el del refrigerante anterior. Además, los secadores frigoríficos de BOGE necesitan menos refrigerante que los modelos comparables de otros fabricantes, y eso también tiene un efecto positivo en el medio ambiente.

 

Otra ventaja de la serie DS-2 es que el circuito de refrigerante está herméticamente cerrado y, por tanto, según el reglamento europeo sobre gases fluorados UE 517/2014 no es obligatoria su comprobación. Así pues, este secador frigorífico no solo aporta beneficios medioambientales, sino también económicos.

 

Cómo afecta el reglamento sobre gases fluorados al sector del aire comprimido

 

El reglamento sobre gases fluorados tiene como objetivo reducir un 79 por ciento las emisiones de la industria de aquí al año 2030. La norma se centra en la reducción de emisiones de gases fluorados de efecto invernadero dentro de la UE. Partiendo de un cálculo del promedio anual entre 2009 y 2012, se ha establecido la cantidad de gases fluorados de efecto invernadero emitidos en la UE y se le ha atribuido el valor de 100%. A lo largo de un proceso por etapas ("phase down"), este valor se deberá ir reduciendo hasta que, en el año 2030, sea del 21%.

 

En la primera fase, que comenzó en enero de 2020, se han prohibido los refrigerantes con un valor GWP superior a 2.500. Durante la segunda fase, que durará hasta 2022, se prohibirán los gases fluorados con un valor GWP superior a 750. Durante la tercera, que acabará en 2030, se prohibirán los que tengan un valor GWP superior a 150.

 

Los secadores frigoríficos pertenecen a la categoría de equipos de frío estacionarios y por tanto están sujetos a normas especiales y los refrigerantes utilizados no deben superar un valor GWP de 2.500. Así pues, con el cambio al R 513 A, BOGE se adelanta y sustituye el refrigerante antiguo antes incluso de que lo exijan las normas.

 

Además, el reglamento estipula en qué casos los equipos de frío estacionarios se deben someter a una comprobación de estanqueidad y con qué frecuencia. Dependiendo de la categoría, esta comprobación debe realizarse con una periodicidad de entre un trimestre y un año, con los costes que eso conlleva. Sin embargo, los secadores frigoríficos BOGE DS-2 están exentos de esta obligación, puesto que tienen un circuito de refrigerante herméticamente cerrado y su equivalente de CO2 es inferior a 10 t.

 

Sostenibilidad combinada con una alta eficiencia

 

El intercambiador de calor de aluminio de alto rendimiento es extremadamente eficiente. El circuito de refrigerante está diseñado según los más estrictos requisitos de calidad. Las escasas pérdidas de potencia, combinadas con un bajo consumo de refrigerante, traen consigo unos costes de explotación insuperablemente bajos. Por todo ello, los secadores frigoríficos de la serie DS-2 son los más energéticamente eficientes del mercado si se los compara con equipos de igual caudal producidos por otros fabricantes.

 

Con el cambio al refrigerante R513A, BOGE sienta un claro precedente en cuanto a sostenibilidad y lucha contra el cambio climático. La reducción en un 60 por ciento del efecto invernadero de sus secadores frigoríficos DS 4-2 a DS 100-2 habla por sí sola. Y todo ello sin que los operadores vean mermado el rendimiento de sus equipos. Así pues, el especialista en aire comprimido garantiza, ahora y en el futuro, un suministro totalmente seguro y un aire comprimido de óptima calidad.

 

 

  Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 Votos

 


SECCIONES

compresores_vacio_industria_mundocompresor

 

maquinaria_equipo_mecanico_industria_mundocompresor

construccion_infraestructuras_ingenieria_noticias_mundocompresor

 

automatizacion_industria40_mundocompresor

logistica_movilidad_industria_mundocompresor

 

gases_hidrogeno_industria_mundocompresor

industria_agua_noticias_mundocompresor

 

empresa_economia_industria_noticias_mundocompresor

 


Eventos