inicio
 
    
 

   SUSCRIPCIÓN GRATUITA   

 

 CONTACTO    

  

Google+  Twitter  Linkedin    Viernes, 20 de abril de 2018
Actualidad

CADASA y Aqualia implantan un nuevo sistema de control de aireación en depuradoras

AQUALIA | El nuevo sistema de control de aireación, implantado en las depuradoras asturianas de Grado y Olloniego, minimiza el consumo energético mejorando la calidad del agua tratada.
28 marzo 2018
Aqualia - mundocompresor.com
Noticias relacionadas

 

El Consorcio de Aguas de Asturias (CADASA) y Aqualia han implantado un sistema de control avanzado de aireación en las estaciones depuradoras de aguas residuales de Grado y Olloniego, en Asturias, para lograr una mayor eficiencia energética y mejorar la calidad de vertido de las plantas. Aqualia, la empresa gestora, realiza esta actuación dentro de su programa de mejoras voluntarias con cargo al contrato de explotación.

 

La aireación en los reactores biológicos de fangos activos convencionales supone un importante consumo en el global de la factura energética de la planta. Normalmente se controla a través del régimen de las soplantes, sin tener en cuenta las necesidades de oxígeno particulares que se producen en las distintas zonas del reactor, sin posibilidades de optimización del consumo energético de aireación. 

 

Aqualia ha apostado por un sistema de control eficiente desarrollado por el Grupo de investigación Calagua, formado por miembros del Departamento de Ingeniería Hidráulica y Medio Ambiente de la Univ. Politécnica de Valencia y del Departamento de Ingeniería Química de la Univ. de Valencia.

 

El sistema, denominado LoDif BioControl®, y en el que Aqualia ha colaborado, ya se ha implantado en varias depuradoras del territorio nacional. Esta herramienta informática, totalmente configurable y fácilmente adaptable a distintas EDAR, incorpora algoritmos de control, basados en lógica difusa para la optimización de la operación de las EDAR, en particular aquellos relacionados con la aireación y eliminación de nutrientes.

 

El objetivo del control de aireación es mantener la concentración de oxígeno disuelto deseada en cada uno de las zonas aerobias con la mínima presión de descarga de los equipos de aireación, y por lo tanto el mínimo consumo energético asociado.

 

El control de la eliminación biológica de nutrientes está basado en crear unas condiciones aerobias óptimas para que tenga lugar el proceso de nitrificación y asimilación de fósforo, unas condiciones anóxicas óptimas para que se produzca el proceso de desnitrificación y unas condiciones anaerobias óptimas para favorecer el crecimiento de las bacterias PAO. Estas condiciones óptimas buscan obtener una eliminación de nutrientes que mejore la calidad del efluente y que minimice los costes de operación de la EDAR. Este controlador utiliza sensores de bajo coste como sondas de pH y potencial redox, lo que supone un menor coste de inversión inicial y de mantenimiento.

 

Tras el primer año de su puesta en marcha en las depuradoras de Grado y Olloniego, se han obtenido muy buenos resultados, incluso por encima de lo esperado. Se ha conseguido disminuir el ratio de consumo energético en el sistema de aireación, expresado en kWh aireación/kg DQO eliminado (incluida la eliminación de amonio) en un 40%, mientras que el rendimiento de eliminación de nutrientes ha alcanzado una mejoría de más del 60% comparando el Nitrógeno total del agua tratada.

 

Otra ventaja de los sistemas de control avanzado en las EDAR es que permiten una mayor facilidad en la operación de sistemas o procesos, aportando una mayor flexibilidad y continuidad en la respuesta de actuación, superando el factor humano de control, y que en este caso se establece sobre la distribución y aporte de aire por el sistema de aireación de las dos instalaciones.

 

 

  Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 Votos