Quantcast

¿Desea recibir notificaciones de www.mundocompresor.com?

X
inicio
Twitter  Facebook  Linkedin    Domingo, 14 de julio de 2024
Actualidad
Imprimir

Separador de agua y aceite

En la industria del aire comprimido la eliminación del aceite mezclado con el agua de condensación es crucial para proteger el medio ambiente.
Separador de agua y aceite

 

En cualquier instalación de aire comprimido se generan condensados producidos por la expansión y compresión del aire, así como por los cambios continuos de temperatura en todo el proceso de compresión y tratamiento.

 

Cuando el agua condensada procede de un sistema que usa compresores lubricados lleva consigo una parte del aceite de lubricación. Conforme a las normativas de protección medioambiental, ese condensado no se puede verter en la naturaleza ni en la red de saneamiento de las ciudades o polígonos industriales.

 

Para poder verter el agua condensada a la red de saneamiento es imprescindible limpiarla antes del aceite emulsionado que puede incorporar. Para ello, se emplean equipos denominados separadores de agua y aceite.

 

Funcionamiento de un separador de agua y aceite

 

Existen diferentes modelos y sistemas para realizar ese trabajo, pero todos ellos se basan principalmente en los siguientes principios:

 

  • Despresurización. El condensado llega desde los puntos de drenaje del sistema de aire comprimido con una presión elevada. La despresurización es la primera de las etapas y se produce a la entrada del equipo separador de agua y aceite.

 

  • Densidad y solubilidad.  La diferente densidad entre el aceite y el agua permite que en algunos de estos equipos de separación de agua y aceite se pueda conseguir que el hidrocarburo flote en la superficie del agua y sea eliminado de forma mecánica. Para ello, el equipo incorpora un sistema que reduce la velocidad de paso del condensado permitiendo que el aceite flote sobre el agua. Estos sistemas no son muy eficientes cuando el aceite está muy emulsionado con el agua.

 

  • Etapas de filtración. No todos los equipos tienen una fase de separación mecánica, como se describe en el punto anterior, pero sí que en todos ellos se encuentran varias etapas de filtrado. 
    • En una primera etapa se eliminan partículas gruesas que pueden ir flotando en el condensado, mediante un filtro específico.
    • Filtración: El condensado pasa por un filtro que suele ser de fibras de polipropileno, un material que tiene la propiedad de absorber el aceite pero no el agua.
    • Filtración de carbón activo. Es la última etapa por la que pasa el agua condensada antes de salir. Los filtros de carbón activo absorben los últimos restos de aceite que no han sido filtrados en la etapa anterior. 
 

A pesar de que el agua condensada, una vez tratada en los separadores de agua y aceite, se puede verter en la red de aguas residuales, es de obligado cumplimiento verificar que el equipo está funcionando correctamente y los filtros no están saturados. Para ello, se suelen incorporar elementos de medición por contraste que permitirán al operario decidir si el agua condensada está limpia o no y si es necesario un cambio de filtros en el equipo.

 

Reciclaje del aceite obtenido en el separador de agua y aceite

 

Es necesario seguir el proceso de reciclaje que la ley indique en la localidad donde se produce.

 

Tanto su recogida, como su tratamiento, reciclaje o eliminación están recogidos en las leyes medioambientales del país o región donde se produzca. Es obligación del productor su manejo adecuado. En algunos países se obliga al reciclado de este residuo a través de empresas autorizadas que deberán entregar un justificante donde se indique el proceso de recogida.

 

  Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 Votos