inicio
Google+  Twitter  Linkedin    Viernes, 20 de octubre de 2017
Actualidad

Kaeser y Siemens apuestan por la reluctancia en los compresores de velocidad variable

Kaeser y Siemens han colaborado en el estudio de un compresor de tornillo de velocidad variable provisto de un motor síncrono de mínima reluctancia.
31 agosto 2015
Kaeser - mundocompresor.com
Noticias relacionadas

 

El estudio se ha realizado con la colaboración de ambas empresas, y se basa en la consideración de la eficiencia energética en los equipos de aire comprimido de velocidad variable, como un sistema completo y no como diferentes elementos.


El compresor elegido por Kaeser para realizar este estudio con Siemens fue un ASD versión SFC de velocidad variable, con un caudal entre 3,15 m3/min y 5,5 m3/min. El compresor incluía un tornillo Perfil Sigma y el controlador Sigma 2 de Kaeser, con todas las posibilidades de mando, operación y mantenimiento.


El objetivo del estudio consistía en analizar el funcionamiento conjunto del sistema de accionamiento junto con el compresor, para optimizarlo y reducir aún más el consumo de energía.


Para el accionamiento se eligió un motor síncrono de mínima reluctancia, adaptado al convertidor de frecuencia Sinamics, ambos de Siemens. El uso de estos motores puede suponer un ahorro de unos 300 €/año en energía, según indica Kaeser, calculando un funcionamiento de 6000 horas/año y un coste de energía de 10 céntimos kWh. El uso de estos motores permite una mejora del rendimiento de hasta un 10%, sobre todo en cargas parciales.


Según indica Kaeser, el proyecto presentado tiene otra ventaja adicional: se trata del concepto de accionamiento de la próxima generación, optimizado para aquellos equipos que funcionen con convertidores de frecuencia, que se dividirán en el futuro en distintas de clases de rendimiento.


Kaeser afirma que la nueva norma EN 50598 no se limita a los componentes individuales, sino que toma en consideración el sistema de accionamiento completo, es decir, el motor y el convertidor de frecuencia. Con esta nueva norma, nacen también nuevas denominaciones para las clases de valoración. La que era hasta ahora la clase máxima pasará a llamarse IES2 y tiene en cuenta las pérdidas en lugar de limitarse, como hasta ahora, al grado de rendimiento.


Que el motor y el convertidor de frecuencia presenten buenos resultados por separado no significa que la combinación de ambos también los consiga, ya que los componentes también deben armonizar entre sí. Los resultados no se pueden sumar simplemente. El sistema completo deberá medirse como unidad y tener como mínimo un 20 % menos de pérdidas que el valor de referencia (IES 1).


Para más información sobre el estudio, consultar www.kaeser.es.

 


 

  Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 Votos