inicio
Google+  Twitter  Linkedin    Miércoles, 18 de octubre de 2017
Actualidad

Nuevo diseño de Bürkert para los cuerpos de las válvulas de diafragma con tecnología de hidroformado

Dirigidos especialmente a aplicaciones en entornos higiénicos, estos cuerpos de válvula satisfacen las más altas exigencias impuestas a los materiales.
18 agosto 2015
Bürkert - mundocompresor.com
Noticias relacionadas

 

Bürkert Fluid Control Systems presenta un nuevo tipo de cuerpo para las válvulas de diafragma, dirigido especialmente a aplicaciones en entornos higiénicos. Estos cuerpos, fabricados mediante un procedimiento de fabricación denominado tecnología de hidroformado, satisfacen las más altas exigencias impuestas a los materiales y aumentan su facilidad de limpieza. Con un diseño ligero, sostenible e higiénico, los cuerpos de válvula de tubo son de una sola pieza y evitan las debilidades de los cuerpos de las válvulas forjadas y moldeadas.


Con la introducción de este nuevo cuerpo de la válvula de tubo, Bürkert completa su línea de productos en el área de la válvula de diafragma y presenta una alternativa de alto rendimiento a los cuerpos de las válvulas forjadas y moldeadas. Con la facilidad del proceso de limpieza, certificado según EHEDG, una alta estabilidad, la calidad de la superficie ideal, y el uso de acero inoxidable 316L, los cuerpos de las válvulas del tubo fabricados con la tecnología de hidroformado no son inferiores a las versiones ya conocidas en el mercado.


Por el contrario, el gran beneficio de las nuevas carcasas es que se fabrican a partir de tubo de acero inoxidable de alta calidad, como cualquier otra línea de planta o sistema. Esto permite una soldadura higiénica de tubo a tubo, con materiales prácticamente idénticos y a través de un cordón de soldadura uniforme y de alta calidad. En comparación con los cuerpos de fundición, no tienen cavidades ni otros defectos que aparecen en el proceso de fabricación, lo que implica una reducción significativa del riesgo de contaminación.


El proceso de hidroformado es un tipo de conformado en frío que utiliza un fluido hidráulico a alta presión para presionar los tubos a temperatura ambiente dentro de un troquel.


Este proceso permite la producción de piezas complejas con concavidades, que resultarían difíciles o imposibles de conseguir con la estampación estándar. Es un modo rentable de moldear el acero para piezas estructuralmente rígidas, complejas y fuertes.


Usando en el conformado un tubo de alta calidad en combinación con la tecnología de hidroformado, es posible fabricar variantes que son hasta un 75% más ligeras que las carcasas tradicionales, lo que repercute en un gran beneficio para el cliente. Por ejemplo, debido a que el material usado es más ligero, la energía requerida tanto para el calentamiento como para la fase de enfriamiento es menor, reduciéndose los tiempos durante los procesos de limpieza o de esterilización, así como los tiempos de parada.


Por otra parte, las mismas carcasas permiten un control optimizado de la temperatura, la validación del proceso es más fácil, los tiempos de respuesta son más cortos y los costes de instalación reducidos, debido a que los soportes se eliminan. Asimismo, el diseño ligero de la carcasa tiene un efecto positivo desde el punto de vista ecológico. Gracias a la baja masa, los usuarios se benefician del ahorro de energía, por el cual la huella de CO2 se reduce durante el funcionamiento.


El proceso de fabricación también está diseñado para ser más respetuoso con el medio ambiente. Cuando se fabrica un cuerpo de válvula de fundición DN25, se liberan casi 7.000 gramos de CO2; el valor para el nuevo cuerpo de la válvula de tubo Bürkert está a poco más de 2.000 gramos.


En el proceso de hidroformado, Bürkert emplea un tubo de acero inoxidable de calidad farmacéutica que se llena con una emulsión de agua-aceite y después se presuriza internamente a alta presión. En este proceso, el tubo se transforma en un cuerpo de la válvula y simultáneamente, se une permanentemente a una brida. Posteriormente, la brida y el tubo son unidos a través de soldadura por láser, para garantizar la limpieza y la estabilidad del producto. Posteriormente se realiza un proceso de recocido para aumentar la resistencia. En el paso final, se generan superficies de precisión de la más alta calidad. El resultado es un producto innovador en el que un solo medio entra en contacto con el tubo y el diafragma. Bürkert fabrica estos productos en Alemania.


Estas nuevas válvulas de tubo Bürkert están dirigidas a las aplicaciones típicas de los exigentes mercados de productos farmacéuticos, bio-productos farmacéuticos, cosméticos, así como la industria de alimentos y bebidas. Desde un punto de vista técnico, económico y ecológico, los cuerpos de las válvulas cumplen con los requisitos y reglamentos de estos mercados. Como son la norma ASME-PBE establecida a nivel mundial en cuanto a dimensiones y tolerancias, así como los requerimientos de EHEDG sobre el diseño higiénico.


Los cuerpos de válvulas de tubo Bürkert están disponibles en los tamaños de conexión ½”, ¾”, 1”, 1 ½” y 2”, con las válvulas de diafragma Bürkert 2031 y 3233.


Para más información, consultar www.burkert.com

 


 

  Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 Votos