inicio
Google+  Twitter  Linkedin    Sábado, 21 de octubre de 2017
Actualidad

Nuevos compresores de aire de tornillo rotativo de Ingersoll Rand

INGERSOLL RAND | Los nuevos compresores de la Next Generation R-Series de 200-250 kW kW reducen el consumo de energía.
27 abril 2017
Ingersoll Rand - mundocompresor.com
Noticias relacionadas

 

Ingersoll Rand® ha introducido nuevos modelos en su línea de compresores de aire de tornillo rotativo lubricados de la Next-Generation R-Series, los cuales proporcionan una solución más eficiente desde el punto de vista energético para los clientes con grandes requisitos de capacidad de aire.

 

Los modelos del RS200 al RS250 están disponibles con el nuevo airend de una sola etapa de tecnología de última generación o con el airend de dos etapas que aumenta el caudal de aire hasta en un 16%. Los nuevos modelos de velocidad fija son un 10% más eficientes que los productos anteriores, mientras que la opción de velocidad variable posee una eficiencia hasta un 35% superior al promedio del sector.

 

"La capacidad de estos compresores para proporcionar una eficiencia sobresaliente sin sacrificar la fiabilidad cumple las crecientes exigencias de los distintos sectores de incrementar la productividad a la vez que se reduce el consumo de energía", explica Eric Seidel, Vicepresidente de gestión de productos para los servicios y las tecnologías de compresión de Ingersoll Rand. "Nuestros modelos del RS200 al RS250 de la Next-Generation R-Series ayudan a los clientes a aumentar la fiabilidad general del sistema y a reducir el coste total de propiedad gracias a unas nuevas características de alta tecnología y a mejoras en el rendimiento, que les permiten ahorrar decenas de miles de euros".

 

Ingersoll Rand ha incorporado estos modelos a la cartera de productos de la Next-Generation R-Series con el objetivo de que los clientes que trabajan las 24 horas del día, los 7 días de la semana, y dependen del suministro de grandes cantidades de aire comprimido, puedan disfrutar de unos equipos tan fiables como su demanda.

 

Según pruebas internas realizadas por la compañía, las mejoras en el rendimiento y el diseño de algunos de los compresores de alta capacidad proporcionan unos ahorros en el coste energético de hasta 40.000 € en dos años por cada compresor, en comparación con los modelos anteriores. (Los cálculos de energía se basan en un funcionamiento anual de 6.000 horas y unos costes de energía de 0,10 euros/kwh).

 

Los modelos del RS200 al RS250 son la tercera incorporación a la línea de compresores de la Next Generation R-Series, tras la inclusión de los modelos de la Next Generation R-Series de velocidad fija y de control de velocidad variable de 30-37 kW en 2015 y 2016, respectivamente.

 

El núcleo de todos los compresores de la Next Generation R-Series de Ingersoll Rand es un airend diseñado específicamente para mejorar la eficiencia general del sistema. Además del airend mejorado de una sola etapa, los modelos del RS200 al RS250 también se encuentran disponibles con el nuevo airend de dos etapas.

 

Cada compresor se entrega de serie con protección mediante el control adaptativo progresivo PAC™ (Progressive Adaptive Control™), tecnología V-ShieldTM, enfriadores de flotación y el lubricante Ultra EL. Estas características ayudan a que los equipos mantengan un funcionamiento eficiente y maximizan el tiempo de actividad para aquellas instalaciones que no detienen su producción.

 

La protección PAC es un algoritmo exclusivo desarrollado por Ingersoll Rand y que se integra en el sistema de control de cada compresor. El sistema supervisa ciertos parámetros clave de rendimiento para ver si existen piezas consumibles que se acercan al final de su vida útil o si las temperaturas de funcionamiento alcanzan los límites de diseño. En estos casos, los dispositivos de control mantienen la máquina en funcionamiento sin sobrecargar el motor y evitan un apagado innecesario.

 

La tecnología V-Shield protege todas las conexiones críticas al asegurarlas con juntas tóricas de un modo que impide casi por completo que se deformen. Las fugas se han eliminado prácticamente, lo que significa que el rendimiento nunca está en peligro, independientemente del número de reconexiones realizadas.

 

El sistema de refrigeración de flotación de Ingersoll Rand contiene intercambiadores de calor con conexiones apretadas a mano para que puedan expandirse y contraerse según sea necesario. Este nuevo diseño mejora la fiabilidad general del sistema, ya que las conexiones soldadas reducen la capacidad de expansión y contracción de los intercambiadores de calor, que es su principal motivo de avería.

 

El refrigerante Ultra EL está formulado para durar hasta 16.000 horas, el doble que otros lubricantes para compresores de tornillo rotativo. El Ultra EL mantiene los compresores en funcionamiento a su máximo rendimiento, lo cual minimiza el tiempo de parada y reduce los costes del ciclo de vida útil.

 

Todos los compresores de la Next Generation R-Series están equipados con los controladores de la Xe-series, que permiten acceder al sistema de aire comprimido y controlarlo de forma sencilla e intuitiva. El controlador Xe145 incorpora análisis del rendimiento y tendencias en formato gráfico, así como secuenciación integrada hasta para cuatro compresores.

 

 

  Votar:  
Resultado: 1 puntos1 puntos1 puntos1 puntos1 puntos   1 Voto